martes, 29 de enero de 2019

¿Acostumbra a guardar facturas? Los doctores dicen que no lo hagas.


Tras una compra es frecuente que bastantes personas guarden la factura. Asimismo, posiblemente jueguen con ella o bien la guarden en los bolsillos o en la cartera por un buen tiempo. Es práctica común mas no tan buena a los ojos de los científicos. 

¿Por qué no se deben guardar las facturas? 


Esos papeles, en los que la tinta impresa se acostumbra a borrar con el tiempo, tienen un compuesto que puede producir dificultades para la salud. 

Su nombre es bastante difícil de memorizar: bisfenol-A (BPA). Es, como lo afirma un comunicado del Departamento de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Granada, España, un disruptor endocrino que podría trastocar el equilibrio hormonal de ciertas personas. En casos extremos, podría producir determinados inconvenientes como infertilidad o bien ciertos tipos de cáncer en órganos dependientes de las hormonas.

Esa universidad, de forma conjunta con la Université Paris Descartes y el Centro de salud Necker Enfants Malades de la ciudad de París, Francia, la National School of Public Health de la ciudad de Río de Janeiro, Brasil,  y el Centro de salud Universitario San Cecilio, España, terminan de publicar un artículo que, justamente, advierte sobre los riesgos del BPA. 

Publicada en la gaceta Environmental Research, la investigación examinó la presencia de este material en ciento veintidos recibos de Brasil, España y Francia. Con cierta frecuencia esos tiques están hechos de papel térmico con BPA. Para identificarlo, asegura en el comunicado Nicolás Olea, maestro de medicina y uno de los autores del estudio, es suficiente con aproximarlo a un fósforo. “Se ensombrece de forma instantánea”.

“Se trata de esas facturas que pierden lo impreso con el tiempo. Muy frecuentemente lo único que hallas es un fino polvo blanco que se desprende al sacarlos de la cartera o bien del monedero. El BPA es, exactamente, ese polvo blanco que te ensucia los dedos”, explica Olea.

Tras examinar las facturas recogidas, los estudiosos hallaron que más del noventa por ciento de los procedentes de Brasil y España tenían BPA. En el caso de Francia, solo la mitad. ¿El motivo? desde 2014 el Gobierno comenzó a tomar medidas para fomentar el desuso de ese compuesto.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

A los ojos de Olea, esto prueba que “algo falla en los sistemas de vigilancia de la toxicidad de los compuestos químicos de nuestro medio. Daría la sensación de que las medidas reguladoras se establecen cuando la exposición humana es ya evidente. En verdad, la protección de centenares de miles de personas jóvenes trabajando como cajeros y cajeras en los supermercados y comercios no se está realizando con la rigurosidad que sería conveniente”.

Su recomendación es sencilla:

 “No debemos entremezclar los tiques con el alimento en la cocina al desempacar la adquisición, el pescado o bien la carne. Tampoco debemos jugar con ellos, ni arrugarlos para tirarlos, redactar notas o bien guardarlos en el vehículo, el monedero o bien el bolso. Debemos manipularlos lo mínimo posible”.

Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy Guillén. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar