viernes, 1 de febrero de 2019

Estilos de cabello que pueden conducir a la pérdida de cabello

Los peinados pueden hablar mucho sobre las características de una persona. Me refiero a tu forma diaria de peinarte, no cuando alguien más te peina. En fin, la verdad es que ciertos peinados pueden llegar a dañar folículos pilosos.

Una revisión de 19 estudios de la Johns Hopkins ha encontrado que muchos peinados pueden llevar a una condición conocida como alopecia por tracción. Hemos hablado sobre este tema en otro artículo [Alopecia por tracción, te puede dejar calva]

La alopecia por tracción es la pérdida gradual del cabello por el daño al folículo debido a la tensión prolongada o repetida en las raíces. Esto puede afectar a cualquier persona.

Los investigadores clasificaron los peinados y técnicas de peinado comunes en tres niveles:  bajo, moderado y alto riesgo, basándose en el grado en que exponen a los folículos a factores como la tensión, el peso, el calor y los químicos.

Los más dañinos son los peinados con mucha tensión o que tiran en una dirección, como las colas de caballo apretadas, las trenzas, los bollos, así como las rastas, los tejidos y las extensiones, especialmente cuando están adheridos al cabello químicamente alisado.

El alisamiento también puede llevar a la rotura. Las extensiones también pueden causar daño cuando se pegan directamente en el cuero cabelludo y luego se retiran. Es seguramente por eso que puedes observar una gran cantidad de pelo una vez que te deshaces de las extensiones de pelo. 
Asimismo, los peinados apretados y el peso añadido  para hacerle mejoras en el cabello para cambiar de look pueden llevar a la rotura y, finalmente, a la pérdida.

El riesgo moderado proviene de las herramientas de calor. Por ejemplo, el alisado excesivo con planchas y secadores de pelo, que debilita el tallo del cabello y aumenta la probabilidad de pérdida de cabello debido a un peinado adicional. También son preocupantes los productos químicos utilizados en las ondas permanentes y las pelucas que se fijan con clips y adhesivos.

Los peinados de bajo riesgo son aquellos peinados sueltos, cuyo estilo es colgar naturalmente, sin tirar del cabello.

Para minimizar el daño, no deje en trenzas por más de dos o tres meses. Retire los tejidos y las extensiones después de seis a ocho semanas para que los folículos puedan recuperarse del estrés. Y evite usar estos todos los días; cambie sus peinados regularmente.


Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy Guillén. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar