viernes, 24 de mayo de 2019

Manteca de karité como hidratante y antiarrugas

Su composición rica en vitaminas y activos nutritivos que hacen maravillas en la piel y el pelo.

Con solo un mes aproximadamente de uso de la manteca de karité notarás cambios favorables en tu cabello y piel. Los sentirás más suave e hidratado. 

La manteca de karité se aplica directamente sobre la piel de tu cuerpo o de tu rostro. Razón por la cual es el ingrediente base de muchos productos de belleza, por su composición rica en vitaminas y activos nutritivos que hacen maravillas en la piel y el pelo.

Se conoce, sobre todo, a esta manteca por sus propiedades hidratantes. Así que, a continuación, descubre por qué debes incluirla en tu rutina de belleza hoy mismo. 


Propiedades de la manteca de karité


Puedes conseguir la manteca de karité en las tiendas online. Hay una manteca refinada o procesada y hay otra que se puede conseguir pura; sin conservantes ni colorantes ni perfume.

El hecho de que la manteca sea refinada no quiere decir que deja de tener propiedades, sobre el cabello también hace maravillas; y aunque en menor grado deja el cabello protegido y dócil para quienes utilicen plancha. La manteca de karité pura es la preferida, pues hace que tu pelo recupere el brillo y la suavidad, reestableciendo los cabellos secos, teñidos, decolorados o que han pasado por procesos químicos como el alisado o la permanente.

De hecho, este producto se utiliza en muchas tribus indígenas y es considerado como algo sagrado. En la farmacología africana es muy citado el uso del karité en tratamientos curativos. Es decir, se trata de una sustancia untuosa extraída de las nueces del árbol centenario que lleva su nombre, el karité.

Su fórmula especial renueva las pieles secas gracias a su alto contenido grasas insaponificables, protege la piel tanto antes como luego de la exposición solar. 

MODO DE USO


La verdad es que no sé cómo clasificarla porque no es un aceite ni es una crema es una especie de cera similar a la margarina, pero muy dura. 

A algunas personas no les gusta porque como no pueden usarla como lo hacen con una crema suave comprada en una tienda, se sienten incómodos, pero después de probarla se “casan” con ella. Porque sus beneficios son extraordinarios.

Es decir, quizás no te sientas cómoda con su textura, pero créeme que vale la pena, porque deja la piel como si fuera de porcelana: lisa y tersa. 


Una vez tengas la manteca de karité en casa, la puedes aplicar de manera directa como crema o bien mascarilla para el cabello.

Para usarla calienta la manteca de karité pura entre las manos y aplícala como si se tratase de una pomada.

Gracias a su contenido en vitamina F puede restaurar la barrera protectora de la piel, equilibrando su pH, pues forma una capa sobre la piel que la protege de las condiciones climáticas que la pueden trastocar como puede ser el frío, el sol o bien el viento. 

Hablamos de un efectivo reestructurador celular, ideal para sanar labios partidos y pies con talones agrietados.

En definitiva, la manteca de karité es


  • Protectora contra los rayos solares.
  • Regenerador celular.
  • Altamente hidratante.
  • Relajante, deja tu piel fresca.
  • Alivia la irritación.
  • Nos aporta un gran número de beneficios por su rica composición llena de vitaminas y minerales. 
  • Alto poder cicatrizante. 
  • Excelente desmaquillante
  • Fortalece las uñas.
  • Se puede usar para masajes.
  • Combinada con aceite de coco y argán revitalizan aún más tu pelo.


Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar