viernes, 10 de mayo de 2019

¿Entonces? Razones para quitar los hidratos de carbono de tu desayuno


Las opciones para desayunar son muchas, hay quienes prefieren comer una rica tostada con mermelada o mantequilla; otras prefieren cereales o una barra de esas que dan mucha energía porque están cargadas de frutos secos y fibra. Por otro lado, tenemos aquellas personas que no acostumbran a desayunar porque el desayuno les cae pesado o sienten que al hacerlo llegan con más hambre de lo normal al medio día. En fin, ahora ha salido otro estudio controversial, pues dice que lo que creíamos bueno, no lo es tanto.

Comer carbohidratos en el desayuno podría ser fatal.


Los especialistas en nutrición no se cansan de decirnos que el desayuno es la comida más importante. Muchos estudios hablan sobre las ventajas que provocan los hidratos de carbono en el cuerpo, la gaceta masculina 'Men's Health' ha recogido una serie de razones por las que tal vez no sea lo más recomendable.

¿Por qué no es buena idea comer carbohidratos en el desayuno?


Un desayuno bajo en carbohidratos o sin ninguno en lo absoluto mantendría tu hambre a raya.

Una investigación de la Escuela de Medicina de Harvard halló que los niveles de la hormona grelina eran significativamente más bajos en las personas que consumían hidratos de carbono ligeros en comparación con los que ingerían mayor cantidad. ¿Por qué razón? La grelina es famosa como la hormona del apetito y, por lo tanto, la ingesta o no excesiva de alimentos. 

Es decir, al mantener los niveles de grelina bajo control, los regímenes bajas en hidratos de carbono pueden ayudarte a comer menos en el momento de las comidas, conforme sugiere esta investigación.

Según la investigación, dejando los carbohidratos te harán sentir más satisfecho por más tiempo. 


Ciertas investigaciones recientes relacionan aquellas comidas ricas en proteínas con una mayor saciedad. ¿Y si debemos escoger entre una dieta baja en grasas o bien en hidratos de carbono? Según parece las segundas fomentan que te sientas más lleno.

Cereales, pan, torradas... todos estamos habituados a desayunar hidratos de carbono, mas la dieta baja en ellos tiene muchos beneficios

En 2016 una investigación de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tulane halló que comer comestibles bajos en hidratos de carbono ayuda a mantener mucho mejor que las grasas otra hormona importante responsable de la saciedad, la leptina. Esto quiere decir que los primeros superaban a los segundos cuando se trataba de sentirse satisfecho.

Acelerarás tu metabolismo

Conforme una investigación de la escuela de Medicina de Harvard, realizado en 2018, en el que se hizo la prueba con un conjunto de personas, se llegó a la conclusión de que aquellas que habían consumido menos hidratos de carbono quemaron doscientos nueve calorías más al día, con lo que se concluyó que reducir el consumo de carbohidratos hace perder peso.

Aumenta tu resistencia

En 2017 una investigación llevada a cabo por el 'Journal of Human Kinetics' halló que los atletas de alta resistencia que se decidieron por los regímenes bajas en hidratos de carbono lograron muchas mejoras en su desempeño. Concretamente, sus músculos parecían guardar energía y quemaban las grasas de forma más eficaz que los músculos de los atletas que consumen dietas altas en hidratos de carbono y bajas en grasas.

Los carbohidratos no son tan malos, todo en su justa medida. Recuerda que todo en exceso hace daño. Pero su consumo moderado te va a ayudar a perder la grasa "peligrosa".

Múltiples estudios han descubierto que el tejido graso visceral (el género de grasa que sirve como "amortiguadora" resguardando y sosteniendo a los órganos internos) está asociado con una mayor probabilidad de adquirir una enfermedad metabólica. Reducir los hidratos de carbono ayuda a rebajar este "flotador". 

Asimismo, una investigación reciente en 'Proceedings of the Nutrition Society' descubrió que la ingesta de comestibles bajos en hidratos de carbono reduce en un quince por ciento la grasa visceral en comparación con los regímenes altas en exactamente los mismos.

Entonces ¿qué vas a comer?

En lugar de carhohidratos este estudio sugiere que lo cambies por:

Huevos duros con frambuesa. ¿Una combinación extraña, no? Las frambuesas son altas en fibras. Además están consideradas como una de las frutas más saludables, con huevos cargados de proteínas es una combinación que no te puedes perder.

Ingredientes:
2 huevos revueltos
1 taza de espinacas picadas
1/2 taza de champiñones.

Preparación

Lo que tienes que hacer es saltear las espinacas y los champiñones para luego mezclarlo con el huevo. Esta tortilla es rica en nutrientes y vitaminas, además de contener mucha proteína saciante.


Otra opción es yogur descremado con nueces. Este desayuno veloz y simple está repleto de grasa saludable y proteínas que matan el apetito. 


Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar