sábado, 13 de agosto de 2016

¿Cómo hidratar mi pelo afro?



Razones por las que piensas que el pelo natural es más duro de mantener e hidratar que el cabello alisado


[Este artículo podría contener enlaces de afiliados]

La transición de cabello alisado a cabello natural no debe ser estresante. Recuerdo que cuando inicié mi transición, algunas amigas me preguntaban constantemente si me había vuelto loca, ya que en un principio, cuando la raíz de cabello natural está saliendo, como que no se ve muy bien el cabello. Una se ve como "cabezona" XD.

Con todas las presiones sociales impuestas por las mismas mujeres, existe una línea muy delgada entre la definición de nuestra propia belleza y el tratar de forjar expectativas poco realistas. A mí no me quedó otra cosa que sacarme el alisado rápido, pues me volví alérgica a uno de los componentes del alisado. Por más sencillo que este fuera, me causaba alergia.

Pero en fin, lo que te puedo decir es que acatar consejos para el cuidado del cabello es mucho menos abrumador cuando se toma con un enfoque del problema y su posible solución. Hay cosas más importantes en la vida por las que deberíamos estar estresadas, y el pelo, amiga, no es una de ellas.

Por desgracia, hay una idea errónea de que el pelo natural requiere más trabajo que el cabello alisado. Por supuesto, el cabello alisado es más fácil de mantener si a lo que le llamas mantenimiento únicamente consta de un champú, acondicionador diario, un chin de blower al salir o pasarte la plancha. Eso no es una comparación justa si su cabello alisado estaba en un principio mal cuidado, ya que esta pudo haber sido la razón por la que quieres ahora volver al natural.

[ ARTÍCULO RELACIONADO:  ¿Cómo mantener el pelo afro suave?]

A veces nos desesperamos cuando durante la transición comenzamos a ver demasiadas hebras de cabello en el peineo. Tratamos de descifrar qué es lo que está pasando, ¿se me está 'partiendo' el pelo? ¿Tengo fatiga hygral?

La fatiga hygral sucede por la constante y excesiva hinchazón de la cutícula del cabello cuando esta absorbe agua, y la contracción que se produce cuando la cutícula se seca. A menudo la fatiga hygral es asociada con la porosidad. Esta a su vez es la capacidad que tiene tu cabello de absorber la humedad dependiendo de cómo esté la cutícula de tu cabello, y si tu cabello es de alta o baja porosidad. 


La porosidad es importante porque determina el cuidado que debe tener el cabello rizado, pues la humedad define y forma los rizos; por lo que hay que saber cuán poroso es tu cabello para luego tomar la decisión de cuál es el producto o la rutina diaria que debes darle a tu cabello para mantener la humedad en tus rizos.

¿Cómo sé si mi cabello tiene alta o baja porosidad?


Una prueba sencilla para determinar si tu cabello es altamente poroso o si tiene poca porosidad es la siguiente:

Toma unas cuantas hebras de tu cabello y ponlas en un recipiente con agua. Deja que reposen allí más o menos por unos tres o cuatro minutos. Ahora observa si tu cabello está flotando en el agua, si es así, tiene baja porosidad. Pero si tus hebras se hunden, tienes porosidad excesiva o alta porosidad.



¡Anjá! Ahora dime, ¿de qué me sirve saber esto?


Te sirve para entender la textura y la porosidad de tu cabello. Estas son la clave para que al fin entiendas tus rizos. Además son importantes porque puedes determinar cómo van a reaccionar tus rizos a algunos componentes de los productos o el medio ambiente.


Tratamientos que ayudan a disminuir la porosidad


Los acondicionadores profundos: fortifican el cabello. Hay muchos en el mercado, y funcionan mediante la infusión de proteínas. Los acondicionadores profundos con proteínas se pueden hacer mensualmente.


Acondicionadores diarios: Para mí, uno de los mejores es el SheaMoisture Coconut & Hibiscus Curl Enhancing Smoothie y el SheaMoisture Coconut & Hibiscus Curl & Shine Conditioner, 13 Ounce. De hecho, la línea completa es una maravilla para el cabello rizado rebelde. Solo se necesita un poquitín del producto porque es súper hidratante. Lo mejor de lo mejor. 

Aceites: El de oliva y Jojoba acondicionan profundamente. Pero el aceite de coco es el santo grial de los aceites, debido a que sus moléculas son tan pequeñas que pueden penetrar hasta el mismo centro o eje del cabello. Por lo que es muy apreciado para sellar la cutícula. 

Vinagre de sidra de manzana: Equilibra el pH y desintoxica el cabello. Es decir, cuando el pelo está 'cansado' de tantos tratamientos, el vinagre quita todo residuo. Además cierra la cutícula del cabello, reduciendo su porosidad y dejándolo más suave e hidratado.

[ ARTÍCULO RELACIONADO:  ¿Cómo mantener el pelo afro suave?]




Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar