jueves, 27 de junio de 2019

Cómo dejar de morderse las uñas (onicofagia)

Trucos para dejar de morder las uñas de las manos

Morderse las uñas puede ser algo más que un simple ataque de nervios o una pésima costumbre, esto puede llegar a causar infecciones severas y puede deberse a razones psicológicas muy profundas.

Es decir, morderse las uñas es solo la punta del iceberg de algún trauma que te sucedió en la niñez.


"Morderse las uñas" recibe el nombre científico de onicofagia, es muy común a todas las edades, especialmente en niños y este mal hábito puede causar complicaciones graves en la salud.

No se trata de un problema estético, la onicofagia se refiere a cortar las uñas con los dientes, lo que a veces provoca heridas en dedos y labios. 

Recuerda que en los dedos y uñas albergamos microorganismos que podrían ser patógenos, lo que derivaría en una infección. Si las bacterias llegan al estómago puede causar una infección que puede a su vez desencadenar en una diarrea y hasta algo más grave, una sepsis provocada por las bacterias en tus uñas y que pueden prevenir del ano.

¿Cómo dejar de morderse las uñas?


A continuación, compartiremos contigo algunos consejos para que puedas dejar este mal hábito.

Pero antes de decirte cómo dejar de morder tus uñas, te diré por qué nos mordemos las uñas.

Las uñas están formadas por células muertas que están recubiertas, al igual que el cabello, de queratina. 

Las uñas son muy importantes porque la usamos hasta para tocar la guitarra y otros instrumentos musicales. Es decir, la necesitamos todos los días.

Ahora bien, los especialistas creen que este hábito se origina cuando somos niños, a una edad muy temprana. Los bebés y niños pequeños acostumbran a llevarse los dedos a la boca. Por tanto, morderse las uñas no es una enfermedad, más bien se trata de una patología que se convierte en un hábito compulsivo e irreprimible. Este debe tratarse. 

Erróneamente se piensa que comerse las uñas es un problema leve, como estas vuelven a crecer, la gente no suele darle mucha importancia. Pero esto puede ser peor de lo que crees.

Las causas de morderse las uñas o onicofagia podemos clasificarla en dos grupos:


1. Causas internas. Esto ya se refiere a alteraciones emocionales o del sistema nervioso producido por traumas. Nos referimos a maltratos, desajustes familiares, baja autoestima, humillaciones, sentimientos de culpa, necesidad de autocastigarse, etc.

Cuando las causas son internas el trastorno suele empeorar, lo que podría derivar en una conducta auto-agresiva.

2. Las causas externas, aquellas que se refieren a la ansiedad y el estrés provocado por problemas financieros, laborales, personales, sentimentales, nerviosismo antes de un evento o antes de tomar un examen, etc.
Todo esto lo puedes controlar con tu fuerza de voluntad. Debes ser consciente del problema y enfrentarlo. Tan pronto tengas conciencia del problema, te será fácil controlarlo.

Consecuencias de morderse las uñas


Como hemos dicho, puede dañar los dientes y hacerles daño permanente a tus uñas. Por otro lado, las manos proporcionan mucha información sobre la persona. Es decir, las uñas son un reflejo de tu salud y reflejan también qué tan segura eres de ti misma.

¿Cómo dejar de morderse las uñas?


Para controlar y dejar de hacer esto, existen métodos psicológicos que pueden modificar esta conducta.


OTROS ESTÁN LEYENDO:

Consejos para dejar de morderse las uñas:


1. Establece metas semanales

Para ir dejando este hábito poco a poco. Sobre todo, esta terapia funciona en niños.
Se trata de ir evaluando al menor y buscar incentivarlo con algún premio o reprenderlo con un castigo.

Es decir, puedes darle algo más de dinero para gastar si cumple con la meta de no morderse las uñas. En caso de un castigo, puede obligarle a realizar alguna tarea doméstica.

2. Esmaltes con sabores no muy agradables.

Los sabores amargos pueden ayudar a combatir este mal hábito. Los puedes conseguir en las farmacias para luchar contra la onicofagia.

3. Determina los factores que te producen ansiedad o estrés.


Detecta qué te da inseguridad. Es importante ser consciente del problema para poder enfrentarlo.

4. Mantén tus manos ocupadas.

Después que determines qué te provoca esa ansiedad o estrés que te hace llevarte los dedos a la boca, ocupa tus manos. 

Por ejemplo, toca un instrumento, escribe, mastica chicle, aplasta una pelota para el estrés, o mastica raíz de regaliz, etc. Así lograrás controlar la conducta compulsiva que hace que te muerdas las uñas.

5. Mantener las uñas cortas. 


Las uñas cortas no son tan tentadoras para morder. Si tienes uñas cortas, no tendrás la tentación de morderlas.

6. Hazte la manicura

Cuando veas que tus uñas están lindas y bien cuidadas, con un esmalte bien bonito o con uñas postizas, puede que no te provoquen deseos de morderlas.

7. Usa tiritas

Usar tiritas durante un mes puede ayudar a que dejes este mal hábito de morderte las uñas. Cambia las tiritas con regularidad.

8. Usa aloe vera

Esta puede ser la solución amarga que necesitas. Es económica y funciona.
Debes colocar el cristal de la sábila o aloe vera en la nevera durante toda la noche. Notarás que a la mañana siguiente este gel tendrá un aspecto rojizo. Este es el que produce el sabor amargo de la sábila.

Aplica este el rojizo y amargo sobre tus uñas y espera a que se seque, cada vez que te introduzcas las uñas en la boca no te agradará tanto e irás dejando el hábito.

9. Debes tener control

Aunque el siguiente ejercicio te parezca algo tonto, funciona.
Pon un dedo cerca de tu boca, a unos 5 centímetros de ella. Luego aléjalo y mientras haces este ejercicio ve disminuyendo la distancia.

Por último, mete tu uña entre tus dientes, conscientemente y sin llegar a morder. Resiste y luego sácalo. 

Práctica este ejercicio unos 5 minutos al día. Los resultados son visibles en poco tiempo.

10. Usa guantes

Mejor aún si estás en invierno. Esta es una buena época para dejar de morderse las uñas.

Tú puedes lograrlo. Si crees que aun siguiendo estos consejos es imposible para ti abandonar este hábito, debes ir a un psicólogo. Un especialista te ayudará a descubrir que te causa ansiedad y estrés y te dará las pautas a seguir para controlar este mal hábito.

Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy Guillén. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar