martes, 5 de febrero de 2019

¡Cuidado! Con estos errores no perderás ni una libra de peso


Como te lo he dicho anteriormente: un cuerpo saludable es resultado de un modo de vida saludable. Los milagros para perder peso no ocurren. Es necesario que seas consciente de lo que te está pasando para que puedas cambiar y cambiar tu vida y tu peso para siempre.

Si no tienes esto claro, no va a ser tan simple lograr cambios significativos y duraderos en tu vida. Por esas razones el día de hoy deseo comentarte sobre los fallos que puedes estar cometiendo en el instante de nutrirte apropiadamente, y que pueden estar obstruyendo tus logros.
Errores comunes

Error #1: Comer porciones demasiado grandes


Prácticamente todos estamos habituados a las grandes porciones en los restoranes, y cuando estamos en la casa, nos servimos del mismo tamaño y tenemos la falsa creencia de que es normal.
Muchos especialistas nos aconsejan para asistirnos a recortar las porciones, por ejemplo:
-Dejar varios mordiscos en el plato.
-Emplear platos y tazones más pequeños.
-Comprobar con regularidad las porciones con tazas de medir.

Sin embargo, yo hice todo esto y no me dio resultados. Afortunadamente, los consejos de Frank Suarez, especialista en metabolismo, me ayudaron. Es decir, ahora como de todo sin engordar, pero la clave está en la combinación de los alimentos. Te sugiero que leas el libro "El Poder del Metabolismo" de este señor. Te lo digo, porque la verdad, siempre triunfa.

Error #2: Saltarse las comidas

Distintas investigaciones han probado que las personas que se brincan el desayuno, por norma general, pesan más que los que se comen su desayuno nutritivo día tras día.
Hay una idea equivocada de que saltarse el desayuno ( o cualquier comida) puede ayudarte  a ahorrar calorías. La realidad es que las personas que comen menos de 3 comidas con regularidad acaban ingiriendo más calorías a lo largo del trascurso del día.
Con lo que haz un sacrificio y trata de comer cuando menos cinco comidas al día. Comienza siempre y en toda circunstancia tu día con un buen desayuno saludable.

Error #3: Comer demasiado veloz

No solo es por culpa del gran apetito que puedes tener a la hora de ingerir el tan esperado alimento, sino que hoy en día todo lo debemos hacer rápido. Incluso, yo a veces he tenido que comer mientras camino. Esto no está bien, pero las pautas hoy en día no las pones tú, las pone tu exigente trabajo. ¡No es justo! En fin, por otro lado, bastantes personas, por el hecho de que sienten mucha apetito y solo por mala costumbre, prácticamente devoran su comida sin apenas gozarla. Esta es una costumbre poco saludable por el hecho de que puede causar que comamos más de lo debido. A parte de los problemas digestivos que podría ocasionarnos.

La próxima ocasión en que tengas deseos de comer, tómate tu tiempo para degustar y gozar el alimento.


Error #4: Hacer siempre los mismos ejercicios físico

Hacer siempre y en toda circunstancia exactamente la misma rutina de ejercicios puede inmovilizar tu proceso de pérdida de peso, debido a que nuestros cuerpos se amoldan y se torna más eficaz en ese ejercicio que haces todos los días.
De exactamente la misma forma, una rutina donde solo se incluya cardio, sin añadir adiestramiento de fuerza en intervalos de mucha intensidad, asimismo puede entorpecer tus sacrificios, debido a que mucho cardio te puede hacer perder el tono de tus músculos.

Para estar seguro de que recibes diferentes tipos de entrenamientos es conveniente ajustar de manera regular la frecuencia, el tiempo, la intensidad, el tipo de adiestramiento y también incluir intervalos de mucha intensidad con resistencia, peso a la rutina cuando menos un par de veces a la semana.

Error #5: Escoger aderezos ricos, pero poco saludables

Además de haber aumentado de tamaño las porciones, asimismo tenemos una tendencia a agregar a nuestras comidas (así sea ensaladas o bien otros comestibles preferidos), aderezos con altísimo contenido de grasa, como es el tocino, queso y aderezos mantecosos.
Entonces tu comida que aparentemente es saludable termina transformándose en una comida muy calorífica.

Error #6: Aprovechar los fines de semana para desquitarte los días de la semana que estuviste a dieta.

¿De qué ha valido que en una semana prosigas un plan muy riguroso de nutrición si en el fin de semana te pones a comer calorías tal y como si el planeta fuera a finalizar por el impacto nefasto de un meteorito, arruinando todo el ahínco hecho?

Por esa razón es que la "comida recompensa" es tan peligrosa, pues las personas que se restringen mucho entonces acostumbran a entregarse con más fuerza a sus antojos.

Con lo que, para no tener que hacer trampa, procura comer algo día tras día de esa comida calorífica que te agrada, teniendo mucho cuidado de las porciones y no pasarte en tu ingesta calorífica diaria. Es por eso por lo que vuelvo a sugerirte el libro "El Poder del Metabolismo", pues tendrás una lista de alimentos "Amigos" y alimentos "enemigos" que podrás combinar fácilmente sin temor a que se te dispare el nivel de azúcar en sangre o subir kilos de más.

Error #7: Comer muchas calorías líquidas, poca agua


Las calorías líquidas contenidas en el alcohol, batidos, refrescos, café con crema y azúcar, jugos azucarados y tés verdaderamente pueden disparar tu peso.
Un estudio halló que los estadounidenses consiguen prácticamente el veintiuno por ciento de sus calorías "inofensivas" bebidas. Esto sucede pues cuando las personas ingieren una bebida calorífica, no se ponen a compensar comiendo menos debido a que estas satisfacen la sed, no el apetito.
Con lo que como hemos aconsejado en otras ocasiones, en vez de escoger bebidas con muchas calorías, escoge jugos de verduras, agua de coco, pequeñas porciones de frutas la bebida 0 calorías por excelencia: el agua. Esas que son "Sin calorías" embotelladas son una trampa mortal.

Error #8: Comer sin consciencia

Por norma general, esto ocurre en el momento en que nos sentamos con una bolsa de papas fritas a ver T.V. o a leer un libro.

Comer así no es nada saludable porque, primero, comemos más rápido; por lo que nuestro cerebro no recibe la señal de "estoy satisfecho" 20 minutos de haber iniciado a comer. Estamos tan concentrados en la tele, por ejemplo, que no nos percatamos de cuánto comemos, añadiendo calorías más de la cuenta a nuestra dieta. 

Por si fuera poco, no masticamos bien los alimentos y nuestra digestión paga las consecuencias.
Para eludir todo eso, primeramente, procura abandonar el hábito de comer algo en el instante en que estás sentado y relajado.

Error #9: No tomar un día de reposo.

Cuando se empieza un programa de entrenamiento o un estilo de vida basado en comer saludablemente, es fundamental darle a tu cuerpo (y psique) días de restauración apropiados.
Para superar el cansancio es bueno programar un día de reposo cada semana y estar seguros de establecer metas razonables que puedan ajustarse a tu modo de vida.
Es esencial oír a tu cuerpo en el momento en que te afirma que es tiempo de un reposo. 

Error #10: Darle mucho crédito al ejercicio.

Una mala dieta no se puede combatir con el ejercicio: la alimentación ha de ser el tema primordial cuando se habla de perder peso. Conque borra de tu mente el hecho de que, porque te has estado ejercitando, puedes comer cuanto quieras.

Claro que el ejercicio es esencial para lograr una figura ideal, prosperar la salud y nuestro estado anímico; y, asimismo, entrenar nos ayuda a dormir como angelitos.

Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar