martes, 5 de febrero de 2019

Los probióticos podrían protegernos contra el cáncer de mama, según estudio


Los probióticos podrían ayudar a protegernos contra el cáncer de mama. Esto es una buena noticia, pues se podría reducir su posible incidencia.

Según datos aportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la actualidad el cáncer de mama es uno de los que más atacan a la mujer. De hecho, 1 de cada 8 mujeres podría padecer esta enfermedad.

También cabe indicar, que el cáncer de mama puede aparecer en los hombres entre los 60 y 70 años, pero su incidencia es baja: 1% es el total de los hombres afectados.

Afortunadamente, los esfuerzos por combatir la enfermedad han rendido sus frutos. Este cáncer no es de los que más mortales y la esperanza de vida sigue subiendo. Son muchas las personas que han podido ganar esta terrible batalla.

La ciencia continúa avanzando. Nuevos tratamientos están trabajando en la prevención.
A continuación, te explicaremos un interesante estudio donde nos revelan cuáles alimentos deberíamos consumir para prevenir - en la medida de lo posible - su aparición.

El origen del cáncer de mama continúa siendo un misterio y también realmente difícil de pronosticar. El componente genético y familiar, así como ciertos modos de vida, el haberse sometido o no a terapias hormonales tras la menopausia tienen algún peso.

Absolutamente nadie sabe si desarrollará un cáncer de mama en el futuro. La prevención y las revisiones periódicas continúan siendo las armas para hacer en frente de esta enfermedad.

Hace poco salió en los medios una nueva e interesante noticia que puede ser de enorme utilidad. Acá te dejamos toda la información.

El cáncer de mama y las bacterias


La Sociedad Americana de Microbiología efectuó un largo trabajo de investigación que salió publicado en la gaceta ScienceDaily.

En él se logró examinar tejido de mama de 58 mujeres que pasaron por una mastectomía como consecuencia de un tumor maligno, y otras 50 que había sido perjudicadas por un tumor benigno, y tejido de otras 23 que, después de operaciones estéticas, donaron para la investigación muestras de sus mamas.

El propósito de los microbiólogos era estudiar la presencia de las bacterias en todos y cada uno de ellos para descubrir si había alguna diferencia de interés entre ellos.

La investigación dirigida por el maestro Gregor Reid, de la Universidad de Ontario (Canadá) descubrió que las mujeres con cáncer de mama tenían presencia notable de bacterias Escherichia Coli y Staphylococcus epidermidis.

Estas 2 bacterias dañinas fomentan la ruptura y una serie de fallos en algunas cadenas de ADN, evitando que el oxígeno llegue a las células, induciendo la presencia de tumores malignos.

Asimismo, la presencia de estas bacterias no provoca al 100% que padezcamos un cáncer de mama. Pero promueven un mayor riesgo de desarrollarlo.

El peligro aumenta si además tenemos antecedentes o somos fumadores.

Probióticos para luchar contra las bacterias que incrementan el riesgo de cáncer de mama
Por si no lo sabías, los pechos disponen de su propia flora bacteriana, una compleja "microvida” que desempeña su función en el interior de las mamas.

La propuesta de los investigadores es crear una manera de prevenir el cáncer, a través de la protección del sistema inmunitario y diseñando antibióticos para ese tipo específico de bacterias iniciadoras del cáncer de mama.

De ahí que, es preciso que elevemos el consumo en probióticos.

Los responsables de esta investigación han probado que incluir en nuestra dieta esta clase de alimentos puede combatir de forma muy simple estos microorganismos.
Con lo que, te invitamos a que mejores tu nutrición para robustecer la flora natural de los senos.

¿Cómo lo vas a hacer?

En tu desayuno debes introducir yogur natural con frutas.
Consumir día tras día una onza de chocolate negro.
Consumir una vez al día una 2 cucharadas colmadas de kéfir.
El chucrut, asimismo es muy beneficioso para incrementar la flora, tanto en los senos como la flora intestinal.
La sopa de miso es muy recomendable.
Consumir el té de kombucha.
Debes mantener una dieta balanceada y baja en grasas, sin olvidar tener una conveniente higiene. Es decir, lavándote las manos de manera regular y lavando cada comestible fresco que ingieras.

Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar