miércoles, 5 de junio de 2019

Dependencia emocional: cómo superarla

Una mujer rogando a un hombre que no la deje.


Conoce los síntomas de una dependencia emocional y cómo puedes superar este apego.

Si en tu relación crees que tu opinión no cuenta y que estás sacrificando todas aquellas cosas que te gustan; nunca tomas decisiones y mucho menos te atreves a contradecir las propuestas o pensamientos de tu esposo: estas padeciendo apego emocional.

Amiga, amigo, el amor no quita conocimiento. Por tanto, su vida no puede girar en torno a lo que tu pareja decida. Sigue leyendo para que me entiendas.
Para empezar, evita las siguientes frases:


  • “¡Sin ti no soy nada!”
  • “¡Lo que tú quieras!”
  • “¡Lo que tú decidas para mí está bien!”
  • “¡Lo siento, fue culpa mía!” (¡Y eso no es verdad!)
  • “¡Haré lo que quieras, pero no me dejes!”
  • “¡SI me dejas, me muero!”


Si tu concepto de felicidad es mantenerte a lado de tu esposo o esposa, pero siendo una marioneta o por temor a estar sola, estás mal.

Si esa es tu situación debo decirte que nunca te has dado valor como persona y no has conocido el amor propio. Además, si tú no te quieres, no puedes querer a nadie.

Eso me recuerda el segundo mandamiento:” Amar a tu prójimo como a ti mismo”. 

No dice ama más a tu prójimo que a ti, ni nada parecido. Dice que lo ames como si fueras tú, pero para lograr esto, te debes amar tú primero.

Señales de que eres dependiente emocionalmente

Una pareja tóxica



  • Para estar claros, la dependencia suele confundirse con el sentimiento de estar enamorados. Pero ten en cuenta que los enamorados no tienen que batallar para mantener ardiendo la pasión en su relación, esa llama del amor está viva cuando se está enamorado. Sin embargo, las personas dependientes emocionalmente tienden a sentirse inseguras de su relación y se aferran a ella de por vida. Esto no es sano.


  • Los psicólogos aseguran que cuando tienes dependencia emocional por alguien, tu estado de ánimo. Es decir, tu ansiedad, felicidad, tristeza, confianza, etc. depende de cómo se sienta tu pareja. 
  • Otra señal alarmante es la necesidad extrema de estar a su lado. Su compañía se convierte en tu obsesión. Es por eso por lo que nos sentimos inseguros, que no merecemos estar con esa persona y vamos perdiendo identidad.


  • Si tu felicidad depende de otra y otras personas, eres una persona emocionalmente dependiente. 
  • Aunque las cosas no vayan bien entre ustedes, sigues apegada a él o a ella. Es como si te volvieras adicto a tu pareja. Por lo que hace falta coraje y valor para superar la dependencia emocional, pero créeme, es necesario que lo hagas. Debes tomar el control de tu vida.

  • Si sabes que la relación va de mal en peor, no tienes la fortaleza suficiente para terminar con esa unión tóxica. El apego emocional provoca un gran sufrimiento, ya que la persona piensa que no puede vivir sin la otra persona, se considera incapaz. Esta es una creencia errónea de lo que deberías ser una relación de pareja ideal. Generalmente ocurre cuando tienes baja autoestima.
Este tipo de amor es inmaduro y no tiene futuro.



  • Otra seña es el miedo a la soledad, tanto así que elijes seguir pegado a esa persona aún sabiendo que no eres feliz.

¿Crees que te has identificado con estos escenarios? Si es así, según los expertos, tú puedes salir adelante. A continuación, te daremos algunos consejos clave para que dejes de ser dependiente emocional.

Hombre posesivo queriendo controlar a su pareja.


1. Trata de exponer tus ideas.

Los hombres pueden no hablar de este tema porque les da vergüenza reconocer que son dependientes emocionales de su pareja. Esto es algo que afecta tanto a hombres como mujeres por igual. Por lo tanto, trata de exponer tus ideas.

Puede que sientas temor de no agradar a tu parejas, por lo que no expones tus ideas o expresas tus pensamientos. Pero debes atreverte. Debes enfrentar esa situación ¿qué persona que te ame de verdad no le gustaría saber qué guardas en tu interior? 
Empieza a expresar tus sentimientos y pensamientos y quizás eso despierte en tu pareja un interés sano, puede que se sienta atraído por la persona que eres en verdad.

2. Piensa en ti

Las personas dependientes emocionalmente no piensan en su bienestar porque temen que las abandonen. Es hora de que empieces a pensar en ti. Como tarea debes hacer una lista ahora mismo de las cosas que has dejado de hacer por agradar a tu pareja. 

Me refiero a cosas como dejar de salir con amigos, vestirte de otra manera. Puede tratarse incluso de cosas que no deberías hacer, algo ilegal o delictivo. 
Poco a poco empieza a pensar en ti y piensa cómo te sentías cuando hacías esas cosas que has tenido que dejara atrás.

Empieza a trabajar tu autoestima y confianza.

3. La autoestima

Recuerda que al principio de este artículo te hablé sobre amarte tú primero antes que a los demás. No puedes dar amor si no te amas tú primero. 
Así que empieza por tomar tus propias decisiones, sin que la otra persona apruebe lo que vas a hacer. Me explico, se trata de aquellas decisiones que no son de pareja, como comprarte algo que te gusta y que has trabajado para ello y no tienes otro compromiso urgente que cumplir por el momento, por lo que te puedes dar el gusto de consentirte.
Inicia por utilizar frases positivas, ponte metas y no tengas miedo al fracaso. De esta manera vas a descubrir nuevas habilidades. 

4. Socializa

La buena compañía te hará bien, por lo que relacionarte con otras personas te ayudarán a fortalecer tu autoestima. De hecho, las amistadas ayudan a que la relación de pareja sea más sana.

5. Cuidado con las falsas expectativas

Un problema común es esperar demasiado de la otra persona. Lo que es peor, ofrecer más de lo que puedes ofrecer. 
Lo ideal es que te enfoques en dar sin esperar nada a cambio.

6. Si amas, déjalo libre

pajaritos libres en señal de que el amor debe ser libre

Cariño, un amor que no te deja ser libre, no es amor y viceversa.
Es necesario que aprendas que tu pareja necesita libertad para hacer sus cosas. No tienes que estar pegado a esa persona 24/7 (24 horas, los 7 días de la semana). Debes ser valiente, deja de llamarlo o llamarla a cada rato y deja ya de mandarle textos.
Tus momentos de soledad son valiosos. Los necesitas para pensar, planificar, buscar soluciones y desarrollar futuros proyectos.

7. No te atormentes pensando en el futuro.

Da gracias por el día de hoy. Además, cada día tiene su propio afán.
El futuro es incierto, vive el presente. Si te sientes inseguro o insegura pensando en que tu pareja en cualquier momento se va, estás gastando una energía valiosísima. En su lugar estás atrayendo pensamientos negativos.
Aprende a disfrutar cada instante de tu día. Olvida el pasado y no te mortifiques con el futuro. Mejor vive el ahora.

8. Considera ir a terapia

Si reconoces que tienes apego emocional es más fácil salir adelante con tu vida. Pero fácil, lo que se dice fácil, no es. Por eso debes buscar ayuda para que puedas salir en victoria de esa relación.

9. Se sincero contigo misma y reconoce el problema

Si no puedes reconocer que tienes apego emocional, quizás estás mirando hacia el otro lado buscando a quién culpar.
Tómate un tiempo para observarte y ser testigo de ti misma. Reconoce que hay un problema y busca ayuda profesional.

10. No temas

El miedo a estar solo es una de las cosas que te obliga a seguir en esa relación tóxica que te está causando tanto dolor y sufrimiento.

Cuando el futuro es incierto, prefieres quedarte ahí, en ese lugar y en esa situación que ya conocemos. Es necesario que salgas de tu zona de confort y tomes una actitud positiva.

11. Aprende a decir “NO”

Esta es la base del equilibrio emocional: LA ASERTIVIDAD.
Respetar, pero otros deben mostrar respeto por ti. El saber cuándo decir NO te ayudará a recuperar el control de tus emociones.

12. Revisa tus creencias

Me refiero a, ¿qué piensas sobre el amor? ¿Cómo debe ser una relación de pareja saludable?
Si no tienes idea, un especialista de la conducta puede encaminarte. No creas en el amor que ves en las telenovelas, es muy bonito, pero no es real. Si es necesario que alguien con experiencia en este campo te ayude, no pierdas tiempo, busca ayuda y sé feliz.

13. No vuelvas atrás

Como cada nueva experiencia, cada nuevo proceso, tendrás días buenos y días malos. El cambio no es sencillo, pero debes aprender a lidiar con los altibajos. Resiste la tentación de volver atrás.

Esperamos que estos consejos te sirvan para que puedas recobrar tu independencia y dejes de ser una persona dependiente emocionalmente. Si crees que puedes aportar un granito de arena para ayudar a aquellas personas con apego emocional, deja un comentario.

Hasta pronto

Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy Guillén. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar