lunes, 3 de diciembre de 2018

Mira por qué se dañan tus brochas tan rápido. 5 trucos para que estén como nuevas


¡Extiende la vida útil de tus brochas de belleza con estos conocimientos!


Ciertos especialistas aconsejan limpiar las brochas de maquillaje diariamente o cada vez que las uses. 

Las brochas de maquillaje son una herramienta de máxima importancia que nos asisten a aplicar el maquillaje de forma más precisa y en la mayor parte de casos, lograr un resultado final más profesional. No obstante, muy frecuentemente no les damos el cuidado debido. Al tiempo que ciertos especialistas aconsejan lavar las brochas al menos un par de veces por mes, otros señalan que, si te maquillas todos los días, estas deberían limpiarse todos los días. La verdad es que, sin importar un mínimo la frecuencia que las utilices, es esencial que las sostengas tengas limpias porque no sabes cuándo la usarás.

1. Cepilla tus brochas: es uno de los consejos que aconsejan muchos maquilladores profesionales; emplear un cepillo normal y pasarlo esmeradamente por la brocha. De esta forma evitarás acabar con un maquillaje lleno de las cerdas. Eso sí, ten cuidado de no deteriorar tus herramientas.

2. Busca el limpiador adecuado: va a poder sonar como algo evidente mas bastantes personas no toman en consideración el material en el que están hechas las cerdas de sus brochas al instante de limpiarlas. Por poner un ejemplo, si estas son de pelo natural, lo mejor es emplear productos suaves para no dañar las fibras. Muchos maquilladores profesionales emplean un champú regular (o bien de bebé), al tiempo que, para las brochas sintéticas puedes utilizar unas gotas de lava vajilla o bien jabón. 

3. Cuida la dirección del lavado: recuerda que, al limpiar tus brochas, tratamos de deshacernos de las bacterias, más no de las cerdas. De ahí que, es esencial que, al lavarlas, lo hagas con movimientos suaves y circulares sobre tu mano, un harapo húmedo o una superficie con texturas para lograr llegar los lugares más ocultos. Intenta lavarlas con agua templada para mejores resultados. 

4. Sécalas horizontalmente: en el momento en que ya no salga más producto de las brochas y estas estén totalmente limpias de maquillaje y de producto limpiador, presiónalas ligeramente para quitar el exceso de agua. Ten cuidado de no plegar la base de las cerdas y sécalas mirando cara abajo y al aire libre a fin de que no se pudra el material. Si las pones sobre una superficie, asegúrate que se hallen de forma horizontal y que las fibras estén libres. ¡No olvides secar la una parte de metal! Puesto que si esta se oxida o bien pudre, las cerdas se desprenderán y tu brocha se arruinará. 

5. Cámbialas cuando sea necesario: es esencial siempre y en todo momento repasar el estado de nuestras brochas, y aunque ciertas no precisan ser cambiadas, hay otras que sí. Cuando sientas que estas ya no aplican el maquillaje como anteriormente o bien lucen muy maltratadas, no vaciles en adquirir otra. Ten presente que la vida útil de tus brochas va a ser más extensa si las lavas frecuentemente y cuidas de ellas.

Ya lo sabes, limpiar tus brochas de maquillaje es un paso vital que todas y cada una deberíamos hacer al menos un par de veces por mes y todavía más si su empleo es incesante. Trata de mantener tus brochas impecables no solamente te resguardará de posibles alergias o bien dificultades, asimismo te va a ayudar aplicar tu maquillaje de forma más fácil y lograr ‘looks’ más sorprendentes.

¿Te hacen falta unas buenas brochas de maquillaje? Escoge unas brochas como estas, de cerdas naturales para que te duren más. Además, el acabado de tu maquillaje quedará espectacular.



Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar