martes, 29 de enero de 2019

¿Qué hace el zinc en el cuerpo?


Los humanos precisan una cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales a fin de que el organismo funcione adecuadamente. Ciertos son muy ignotos, pese a que son esenciales para una buena salud. Este es el caso del zinc.

¿Qué es el Zinc y para qué sirve?


El zinc es un mineral vital para el organismo, mas en cantidades mínimas, con lo que se llama oligoelemento, lo que significa que sólo necesita consumir cantidades muy pequeñas para estar sano; y su función es ser el catalizador de diferentes reacciones químicas que son básicas para el cuerpo humano.

El zinc suele estar disponible en varias formas, incluyendo pastillas, jarabes, geles y cápsulas. El zinc también se encuentra en la mayoría de los suplementos multivitamínicos y minerales. Estos suplementos pueden contener zinc en forma de gluconato de zinc, sulfato de zinc o acetato de zinc. A partir de ahora, se cree que todos funcionan de manera muy similar, por lo que no se cree que un tipo sea superior a los demás.

Las propiedades del zinc


Estas son diferentes y contribuyen a la buena salud:

1. Mejora y equilibra el sistema inmunológico. El zinc ayuda a defenderse contra las toxinas y sustancias extrañas que amenazan tu inmunidad.
Es esencial en temporada de gripe y constipados, así como la vitamina C.

También es crucial en el desarrollo de las células T, estas ayudan a combatir las células infectadas por virus y las células cancerosas. En definitiva, una deficiencia de zinc compromete sus defensas inmunológicas naturales, haciéndolo más susceptible a la enfermedad. No es bueno.

2. Regula la producción de grasa en la piel, con lo que mejora los procesos acnéicos, y, por ende, el aspecto general de la piel. Además, la aplicación de cinc acelera los procesos de cicatrización.

3. Estimula la regeneración de los tejidos. Es un mineral que participa en la regeneración celular. Es básico en postoperatorios, lesiones y en protocolos antienvejecimiento.

4. El zinc mantiene su nivel de azúcar en la sangre estable. La insulina es la hormona responsable de mantener estables sus niveles de azúcar en la sangre, lo que significa que es súper importante para la salud general. El zinc juega un papel en la síntesis, almacenamiento y liberación de insulina en el páncreas. Por lo tanto, una deficiencia de zinc podría afectar negativamente los niveles de insulina, lo que puede llevar a cambios negativos en el apetito y en los niveles de azúcar en la sangre.

5. Es un antioxidante encargado de reducir el envejecimiento.

6. Es de vital relevancia en el desarrollo de los más pequeños. El zinc ayuda a que su cuerpo sane. El zinc interactúa con las plaquetas sanguíneas para ayudar a la coagulación de la sangre, por lo que obtener suficiente zinc es una parte importante para ayudar a que las cortadas y raspaduras sanen adecuadamente.


Asimismo, el zinc garantiza un conveniente desarrollo y desarrollo de los huesos, con lo que es esencial asegurar el aporte en pequeños a lo largo de la etapa de desarrollo, así como al calcio.

7. Ayuda a la digestión. El zinc trabaja con proteínas en cada órgano y ayuda a casi 100 enzimas diferentes con diferentes procesos, uno de los cuales es la digestión. El zinc actúa como cofactor en muchas actividades gastrointestinales, lo que significa que su cuerpo no puede digerir los alimentos y absorber los nutrientes adecuadamente sin él. 

Es fácil confundir síntomas como náuseas, vómitos o diarrea con algo como una intolerancia al gluten. En lugar de ello, es mejor que piense en añadir algunos alimentos ricos en zinc, como mariscos y yogur a su dieta.

8. El zinc intervine en la regulación de la función tiroidea, la regulación de la producción de la hormona de desarrollo y la mejora del reposo nocturno.
9. El zinc le ayuda a saborear su comida. El zinc es crucial para que la percepción del gusto funcione completamente, así que si usted comienza a darse cuenta de que no está probando u oliendo las cosas tan vívidamente como solía hacerlo, puede ser porque tiene bajos niveles de zinc.. Esto se debe a que la mayoría de sus receptores gustativos se encuentran en su cavidad nasal, los dos sentidos están inextricablemente unidos.  Este síntoma se arraiga gradualmente y puede ser sutil, por lo que la mejor manera de detectarlo es comer atentamente. 

10. Contribuye a los tratamientos de osteoporosis, puesto que favorece la fijación del calcio en los huesos.

11. El zinc puede ayudarle a prestar atención. Aunque aún no es concluyente, la investigación ha demostrado que sus niveles de zinc pueden afectar el tiempo que puede permanecer sentado y concentrado. 

Los investigadores vieron cambios de comportamiento cuando las personas con deficiencias comían alimentos ricos en zinc.

Además, regula la producción de neurotransmisores como la dopamina, lo que mejora el estado anímico y las funciones cognitivas.

12. El zinc mantiene su metabolismo fuerte. Además, el zinc ayuda a metabolizar proteínas, carbohidratos y grasas. Cuando no tienes suficiente, puedes experimentar una reducción de energía y pereza. Puede que también te cueste más perder peso. 


¿Cuántos mg de zinc al día?


Desde los 4, y hasta los 8 años, la cantidad de cinc ha de ser de 5 miligramos. Por su lado, se aconsejan 8 miligramos a los pequeños de 9 a trece años y, por último, once miligramos para los varones adolescentes de catorce a dieciocho años y 9 para las pequeñas.



13. Ayuda a la salud masculina, incrementando la producción de espermatozoides y bajando la inflamación de la próstata.

14. Mejora el reposo nocturno por el hecho de que mejora la producción de melatonina, que es la hormona del sueño.

¿Cómo obtener zinc de forma natural?


Podemos obtener zinc en los frutos secos. Es muy importante una dieta equilibrada que contenga todos y cada uno de los nutrientes que nuestro cuerpo precisa.

Los frutos secos como almendras, cacahuetes y nueces.

Las legumbres como las lentejas asimismo tienen un sinnúmero de cinc.

Las carnes y embutidos y los pescados y mariscos poseen esenciales cantidades de zinc.

Mientras que, frutas y verduras cuentan con un nivel más bajo de este mineral, la combinación de ciertos comestibles puede impedir la absorción de zinc en nuestro organismo y, como consecuencia, presentar un déficit del nutriente. Por ende, es esencial no asociar los comestibles mentados con lácteos, puesto que el calcio compite con el zinc en su absorción intestinal, y con el té, café, cacao o bien mucha fibra.

Al contrario, los comestibles que favorecen la absorción de Zinc, por su alta concentración en manganeso son las uvas, las frambuesas, las fresas y los arándanos.

¿Dónde comprar zinc? De venta en Amazon.

Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy Guillén. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar