martes, 6 de octubre de 2015

Malos hábitos que IMPIDEN que crezca TU cabello


¡Hola!

Discúlpame por no haber subido artículos , últimamente he estado un poco ocupada con las cotizaciones de los productos de venta en Amazon. En verdad quiero agradecer el apoyo y la confianza que me han brindado, y para que me perdones, te voy a dejar como regalo un vídeo interesantísimo en el que vas a aprender a hacer un gorro de satén para que cuides tu cabello durante la noche.

Hoy quiero hablarles sobre 5 malos hábitos que impiden que crezca tu cabello.

Empezaré diciendo que todos queremos cuidar nuestro cabello de la mejor manera posible. Compramos todos los productos que consideramos adecuados; nos sometemos hasta a un régimen saludable, y prestamos atención a las necesidades de nuestro pelo. Sin embargo, es más fácil y mucho más común acostumbramos a las prácticas que dañan el cabello en lugar de nutrirlo. Estas malas costumbres se conviertan en hábitos que pueden conducir a daños importantes en nuestros rizos a largo plazo. Aquí hay cinco malos hábitos que debes dejar para lograr hacer crecer el pelo rizado más rápido:

Nutrición máxima para cabello extremadamente sensible y seco con Kerastasse
de venta en Amazon USA  y en Amazon España



1. Comparar tu cabello con el de los demás. Comparar tu cabello con el de los demás puede hacer que te sientas desanimada o desanimado por cómo se ve tu cabello y hará que te descuides de él. Un grave error.

2. El síndrome comprobador de rizos. Una vez que hemos dominado el arte de mantener nuestro cabello hidratado y suave, agarramos la manía de siempre querer pasar nuestras manos para sentir lo suave y humectado que al fin está nuestro pelo. Esto causa un problema importante: al tocar tu cabello constantemente, le quitas humedad a tu cabello. Además, lo ensucias con la mugre oculta bajo tus uñas, y además, algunas personas sudamos las manos.


3. El ir a la cama sin proteger tu cabello. Todos sabemos que deberíamos cubrir nuestro cabello con nuestro sombrero de satén o en una funda de almohada de satén. Pero aunque es vital, no significa que todos lo hacemos. Una o dos veces después de un largo día o larga noche de fiesta no le hará ningún daño, pero una vez que se convierte en un hábito, tu cabello sufrirá las consecuencias. Almohadas de algodón absorben la humedad. Por lo tanto, cuando usted se vaya a la cama sin su gorrito de satén o fundita de almohada, estarás perdiendo un montón de humedad.


4. Desenredar el cabello puede ser una "misión imposible”. Todos sabemos que debemos ser amables con nuestro cabello natural, pero a veces olvidamos esto y lo tratamos como si este tuviera la culpa de todos nuestros males. Un mal día en el trabajo, una discusión, olvidar algo importante... No son motivos para que te quieras desquitar con tu cabello.


5. La fijación en tener el cabello largo. Algunos sólo nos trazamos la meta de tener el cabello largo y nos afanamos tanto que olvidamos cuidar ese cabello para que este crezca saludable. Me explico, muchas veces somos poco consistentes con la aplicación del producto, pero también puede darse el caso de que abusamos de su uso. Comenzamos a utilizar cosas que nos ayudan con el crecimiento, pero al final nos crece un cabello fino y poco saludable. Si tu objetivo es cuidar de tu cabello, el crecimiento vendrá por añadidura y sin darte cuenta, siempre y cuando sigas las instrucciones de cada producto y no lo tomes tan apecho, por favor.


¿Cómo hacer un gorro de satén en casa? HAZ CLIC SOBRE EL VÍDEO Y APRENDE



Nutrición máxima para cabello extremadamente sensible y seco con Kerastasse
de venta en Amazon USA  y en Amazon España



Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar