viernes, 17 de mayo de 2019

14 remedios caseros para la tos

Beneficios de los remedios naturales para controlar la tos y los estados gripales.

Aunque a muchos de nosotros nos moleste mucho la tos, esta es esencial durante los procesos infecciosos del cuerpo, ya que ayuda a eliminación de polvo, humo o bacterias. Es un mecanismo de acción de nuestro cuerpo para despejar las vías respiratorias.

¿Cuál es el mejor remedio casero para la tos? 

Pues su elección dependerá de las causas subyacente, como infecciones, alergias y hasta el reflujo gastroesofágico.

¿Se puede aliviar la tos con remedios naturales?


Sí, algunos remedios caseros para la tos son efectivos. Pero la FDA no tiene control ni supervisa estos suplementos ni plantas. Por lo tanto, en cierto modo la persona se arriesga a usar productos con impurezas y de muy baja calidad.

Sin embargo, aún así las personas prefieren usar remedios caseros en la búsqueda de su bienestar. Por otro lado, es necesario considerar que algunos suplementos herbales pueden interferir con los medicamentos recetados, provocando efectos secundarios no deseados.

Riesgos de toser mucho, ¿Cuándo debes ir al médico?


La tos es común en invierno o entre los fumadores.  El problema está en que toser persistentemente y por demasiado tiempo no es bueno. Esto podría indicar que tenemos algo más que un catarrito. Por lo tanto, si tu tos persiste durante varias semanas, debes consultar con un médico.

Además, a continuación, te presentamos 7 señales que pueden indicar que tu tos es algo serio.

1. Duración de la tos: 

Es importante tener esto en cuenta. Toser porque se ha levantado una nube de polvo es normal por la contracción espasmódica que se produce cuando los pulmones tratan de liberarse. Lo mismo pasa si un objeto extraño obstruye nuestras vías respiratorias o el esófago. Pero si la tos es persistente, puede que el problema sea interno y no externo. 
Una visita al médico es necesaria. Sobre todo, si llevas más de 3 semanas tosiendo.

2. Tos crónica refractaria:

Este tipo de tos tiene su origen en los gases que se producen en el estómago, pero no se trata de una acidez, aunque podría confundirse. 
En fin, los gases cuando llegan al esófago irritan la garganta, por lo que el paciente tose. Esto suele suceder en fumadores, así como los cambios de temperaturas.
Su médico examinará si la tos es provocada por una infección bacteriana y será entonces necesario la administración de antibióticos. 

3. Tos aguda: 

Este tipo de tos dura menos de 3 semanas y la causante suele ser una infección en las vías superiores, por ejemplo: una gripe, catarro, faringitis, rinosinusitis o laringitis.
Acabamos de mencionar enfermedades muy diferentes, pero cuyos síntomas son bastante similares como fiebre, estornudos, dolor de garganta, congestión nasal y mucha tos.
Si los síntomas no desaparecen en una semana, debes ir al médico. 

4. Asma:

La tos cuando se tiene asma, la tos viene acompañada de un “apretamiento de pecho” desesperante, como si el aire se escapara y no volviera entrar más o viceversa. Es decir, la tos está acompañada de sibilancias y mucha dificultad para respirar.

Esta condición es tan desesperante que el paciente sabe que debe buscar ayuda. Sobre todo, si los inhaladores no parecen funcionar.

5. Reflujo gastroesofágico:

Esta sucede cuando los ácidos del estómago regresan hacia el esófago, ya sea por una comida abundante, abuso de bebidas alcohólicas, etc. Los síntomas más comunes de esta condición son, además del ardor, la tos. 

Este tipo de tos se trata de la siguiente manera:
  • Ayuda perder peso.
  • Beber y fumar con moderación.
  • Usando un protector estomacal (por ejemplo, omeprazol). Teniendo en cuenta que no se puede abusar de estos medicamentos para evitar efectos secundarios peligrosos.

6. Bronquitis:

El asma puede ser una razón por la que los bronquios se inflaman, pero la tos no es seca, es con algo de mucosidad. Esta patología responde muy bien a terapias con corticosteroides. Por lo que debes ir al médico.

7. Cáncer de pulmón

En España, en 2015 perdieron la batalla contra esta enfermedad 23.119 hombres y 5.205 mujeres. Se cree que para el 2035 más de 40.000 nuevos casos serán diagnosticados.
La tos es uno de los primeros síntomas de este mal. No tienes por qué alarmante, pero si tu tos es persistente y no hay una causa aparente, debes ir al médico.

14 remedios caseros para combatir la tos

A continuación, te presentamos los 14 remedios más populares para acabar con esa molesta tos.

1. Agua caliente endulzada con miel

Este es un remedio muy popular, pero ¿por qué es efectivo?
La respuesta es que, según algunas investigaciones, la miel tiene capacidad de aliviar la tos gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

Si quieres deshacerte de la tos, prueba este remedio, solo debes mezclar 2 cucharadas grandes de miel con 1 taza de té de tu preferencia (manzanilla, por ejemplo).
Tome este remedio casero una o dos veces al día. 

2. Jengibre

Las propiedades del jengibre ayudan a calmar la tos, por eso es uno de los remedios caseros para la tos. De hecho, el jengibre ayuda durante los procesos asmáticos, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

¿Qué dice la ciencia sobre el jengibre para aliviar la tos?

Una investigación comprobó que los antinflamatorios presentes en el jengibre pueden relajan las membranas en el aparato respiratorio, lo que alivia la tos. 
Para el estudio se tomaron como referencia los principales efectos del jengibre en las células humanas y animales. Pero se necesita indagar más en el tema para llegar a conclusiones más precisas. 

¿Cómo preparar el té de jengibre para aliviar la tos?

Tome un trozo de jengibre fresco (25 o 40 gramos) y rebánelo y luego deja hervir por unos 5 minutos en una taza de agua. El jengibre es una raíz, por lo que debe hervir un poco.
Deja que enfríe unos minutos y endulza con miel. Agrega zumo de ½ limón para darle un sabor mucho mejor que ayudará a aliviar su tos.

IMPORTANTE: El jengibre suele subir un poquito la presión, por lo que las personas hipertensas deben tener cuidado de ingerir este remedio casero para la tos. Asimismo, también el té de jengibre puede causar acidez.

3. Bebidas calientes y mucho líquidos

Cuando se padece de una tos siempre es beneficioso tomar agua suficiente. Asimismo, las bebidas calientes han probado ser eficientes, al igual que los vahos de la abuela para aliviar la tos y la congestión nasal. 

Es beneficioso beber mucha agua, porque es importante estar bien hidratados. Pero el agua no debe estar demasiado fría, por el contrario, tome líquidos a temperatura ambiente o calientes para aliviar la tos, así como la secreción nasal y los estornudos.

Por otro lado, hacer vahos para aliviar la congestión nasal (lo que a su vez reduce la tos) y hacer gárgaras de agua con sal para reducir la inflamación y deshacerse de la mucosidad. También ayudan los medicamentos de venta libre en farmacias y supermercados como los antigripales, descongestionantes y los antihistamínicos.

Si tiene mucha tos, incluya las siguientes bebidas calientes para un alivio inmediato:
  • Zumos calientes de frutas como el agua caliente con limón.
  • Té de hierbas como la manzanilla o el té verde. 
  • Té negro sin cafeína.

4. Vapores

Una ducha caliente puede mejorar la expulsión de flemas. Relájese y quédese unos minutos despejando sus vías respiratorias con el vapor que emana el agua caliente. 

Si no tiene una ducha caliente, puede aprovechar los beneficios de los vapores al poner agua caliente en una olla sobre la mesa. Para maximizar sus beneficios hierba unas hojas de eucalipto durante unos minutos y luego ponga en el recipiente, cubra su cabeza con una toalla, inclínese sobre la olla y benefíciese de estos ricos vapores de agua caliente.

Inhale y exhale despacio por unos 5 minutos. Si está demasiado caliente, espere unos minutos a hasta que esté en una temperatura tolerable o aléjese y váyase acercando conforme se va enfriando el agua.
Tener un humidificador en su hogar puede ser una excelente idea.

5- El orégano

El orégano es otro de los remedios caseros para la tos más efectivo, sobre todo en infusión. Contiene timol que ayuda a aflojar la flema y el moco que obstruye los conductos nasales, aliviando la tos. También contiene carvacrol, que se usa de manera eficaz para combatir infecciones bacterianas.
El té de orégano puede ayudarlo a sanar la tos persistente.

6. Raíz de malvavisco


La raíz de malvavisco es muy utilizada como remedio casero para la tos y los dolores de garganta. Tiene un alto contenido en mucílago, una sustancia viscosa que cubre la garganta lo que ayuda a mejorar la irritación que provoca la tos.

De hecho, una investigación realizada durante 12 días reveló que los jarabes hechos a base de hiedra, tomillo y raíz de malvavisco alivian la tos en las gripes y resfriados comunes.  El 90% de las personas que participaron en él lo calificaron como “buena” o “muy buena”.

Consiga en su supermercado favorito las bolsitas de té de raíz de malvavisco y prepárela según sus instrucciones. Mientras más tiempo deje la bolsita dentro del agua caliente, más mucílago se producirá.

IMPORTANTE: Si toma té de malvavisco debe tomar más líquido para aliviar el malestar estomacal que podría ocasionar este remedio natural. 

7. Gárgaras de agua con sal

Cuando duele la garganta y se tiene tos persistente, las gárgaras de agua con sal son muy efectivas. 
Disuelva 1 cucharadita de sal en 1 taza de agua caliente. Deje que se enfríe antes de hacer las gárgaras. Esto debe hacerlo mínimo dos veces al día.

IMPORTANTE: Este remedio natural no es adecuado para niños pequeños porque no saben hacer gárgaras y terminan tragando el agua salada, lo que podría ser peligroso. 

8. El aceite de eucalipto 

El aceite de eucalipto es un potente expectorante, y su acción antibacteriana alivia eficientemente la tos, el dolor de cabeza, el dolor de cuerpo y la nariz tapada en poco tiempo.

9. Bromelina

La bromelina es un componente natural de muchos jarabes contra la tos y se encuentra en la piña (ananás).

La bromelina es una enzima que proviene de la piña o ananás. Su concentración de bromelina en la piña está en el corazón de la fruta.

La bromelina es muy común en muchos medicamentos contra la tos porque tiene propiedades antiinflamatorias y mucolíticas, lo que facilita la expulsión de mocos.

Si tomas jugo de piña dos o tres veces al día no solo eliminarás la tos, sino también el dolor de garganta y los malestares. El problema es que un zumo de piña no tiene suficiente bromelina para aliviar el malestar.

No obstante, muchos de los jarabes con bromelina se venden sin receta en cualquier farmacia para que tenga la dosis correcta que necesita. Para mayor seguridad, consulte con su médico.

Efectos secundarios de la bromelia:
- No usar si es alérgico a la bromelina.
- Si está consumiendo anticoagulantes o antibióticos, no tome bromelina. 

10. Tomillo

Esta hierba aromática de uso culinario es muy efectiva contra la tos, la bronquitis, el dolor de garganta y los problemas en el aparato digestivo.

Una investigación señaló que el jarabe para la tos compuesto de hiedra y tomillo alivia la tos. Se cree que se debe a la cantidad de antioxidantes que contiene el tomillo. 

Si no encuentra el jarabe, prepare una taza de té.

Para hacerlo solo agrega dos cucharadas de tomillo seco en una taza de agua caliente. Deje reposar 10 minutos, cuela y tome. Puedes endulzar con un poco de miel o Stevia.

11. Acetilcisteína, un fármaco con propiedades mucolíticas.

La acetilcisteína es un suplemento que se procede a partir del aminoácido L-Cisteína. Puede tomar una dosis diaria para reducir la frecuencia y la gravedad de la tos producida por un virus o un resfriado común, pues elimina la mucosidad de las vías respiratorias.

Un metaanálisis de 13 estudios sugiere que la acetilcisteína es capaz de reducir de forma eficiente los síntomas de las personas con bronquitis crónica. 

Durante el estudio se llegó a la conclusión de que una dosis diaria de 600 miligramos (mg) para personas que no tenía obstrucción en las vías respiratorias funcionaba muy bien para ello; llegando hasta 1.200 mg, si el paciente tiene una obstrucción.

No obstante, la acetilcisteína puede tener efectos secundarios: inflamación, fiebre, ronchas y dificultad para respirar. Debe consultar a su médico.

12. Remedio casero contra el reflujo ácido que provoca tos

Evite los alimentos que pueden provocar el molesto reflujo, ya que esta es la mejor manera de controlarlo y reducir la tos que la acompaña. 

Cada persona es diferente, por lo que cada individuo puede tener diferentes desencadenantes de reflujo ácido que deben evitar. Identifique el alimento agresor y no lo consuma más.

Si no ha podido identificar cuál es su alimento agresor, vigile los síntomas y vaya descartando. A continuación, le presentamos una pequeña lista de posibles alimentos agresores:

  • Alcohol 
  • chocolate
  • cafeína
  • Frutas cítricas
  • Alimentos grasos 
  • Especias como el ajo y la cebollas o la menta.
  • Alimentos salados
  • Tomates y productos que los contienen.

13. Olmo blanco u olmo americano

Tradicionalmente, los americanos nativos usaban corteza de olmo resbaladizo y olmo blanco para tratar la tos y los problemas digestivos. Es muy parecido a la raíz de malvavisco, ya que contiene un alto nivel de mucílago, lo que ayuda a suavizar la tos y la irritación en la garganta.

Para sanar la tos con olmo blanco solo agrega una cucharada sopera de la hierba seca en una taza de agua hirviendo. Deje hervir por 5 u 8 minutos y luego deje reposar al menos 10 minutos antes de beberlo. Es importante que tenga en cuenta que el olmo resbaladizo puede interferir con la absorción de algunos medicamentos.

Puede encontrar el olmo resbaladizo en forma de cápsula o polvos en cualquier herbolaria.

14. Probióticos

La sopa de miso es rica en probióticos. Sin embargo, los probióticos no alivian de forma directa la tos, pero sí puede estimular el sistema inmunitario, equilibrando las bacterias en el intestino.

La base de la buena salud es un sistema inmunitario fuerte, capaz de luchar contra los alérgenos e infecciones que provocan la tos. Tal es el caso de la bacteria Lactobacillus, la cual puede ayudar a prevenir resfriados y gripes. 

Algunos alimentos ricos en probióticos: el yogurt natural y sin azúcar, el chucrut y la sopa de miso.

IMPORTANTE: como el número de bacterias buenas varían de un alimento a otro, considere tomar suplementos probióticos.

Consejos para evitar un resfriado

  • Si usted está enfermo con fiebre y tos, evite el contacto con personas sanas y viceversa
  • Lávese las manos regularmente hasta la altura de los codos. Use jabón y agua caliente para quitar las bacterias y los virus de su piel. De igual forma, enséñeles a sus hijos este buen hábito. Si está fuera de casa, use desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Limpie su hogar más a fondo. En el momento en que un miembro de la familia enferma limpie el baño de manera regular con un desinfectante. También lave sábanas, cortinas, toallas y los juguetes de peluche con agua caliente. 
  • Manténgase hidratado: Tome suficiente agua, tés de hierbas como el tomillo, el orégano y la manzanilla y otras bebidas para eludir la deshidratación. 
  • Cuidado con el estrés, ya que afecta el sistema inmunitario. Haga ejercicios, camine, haga respiraciones para mantenerse relajado.
  • Duerma suficiente: cuando se está enfermo el cuerpo necesita repararse, por lo que dormir entre 8 y 9 horas y dormir siestas le hará bien.
  • Coma bien y si por alguna razón tiene deficiencia de nutrición considere tomar cinc, vitamina C y probióticos a lo largo de la época de constipados y gripes para controlar su condición.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:


Previous Post
Next Post

Mi nombre es Wendy Guillén. Soy una mujer emprendedora y creadora de este blog. Soy un entusiasta de las compras por Internet y amante del cuidado del cabello. Mi transición del cabello procesado al cabello natural duró varios años, porque nunca encontré los productos adecuados que me ayudaran completar con éxito mi misión: no usar productos químicos alisadores. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar