martes, 7 de mayo de 2019

5 tratamientos para el cabello que arruinan tu pelo

Algunos tratamientos son malos para el cabello


Mucha gente ignora que el frío, los fuertes vientos, el aire seco o demasiado húmedo acostumbran a ocasionar daños graves, y en especial si ya tu cabello de por sí es seco.

Aparte del clima, es usual que practiques ciertas rutinas que ocasionan daños notables. Quizás piensas que haces algo provechoso, mas te sorprenderás de estos 5 tratamientos para el cabello que en vez de mejorar provocan deterioros en tu pelo: 


  • Lavado demasiado frecuente:



Lavar tu pelo demasiado es perjudicial. ¡Tan solo empapar el pelo puede provocar más rupturas! Cuando el pelo se moja, el tallo se infla, resultando en un pelo más flexible y simple de romper. 

Además de esto, los champús en ocasiones pueden empeorar aún más la situación, suprimiendo los aceites que genera naturalmente su pelo, lo que da como resultado un pelo opaco y seco. 

Yo antes usaba un shampoo con aceites “especial” como tratamiento para el cabello seco. Pensé que este iba a hidratar y a mantener bonito mi cabello, pues trabajaba todo el día al aire libre y el sol y la sal del océano, estaba resecando mucho mi cabello. 

El resultado fue nefasto, porque el aceite contiene parabenos y estos despojaron a mi cabello de sus aceites naturales.

Mejor lávate menos el pelo. Si debes lavarlo a diario, utiliza un champú suave sin parabenos y concéntrate en las raíces donde el pelo es más graso y, en general, tiene más acumulación de producto. 

  • Cepillarse el pelo mojado 


El pelo mojado es más susceptible a romperse que el pelo seco por el hecho de que tiene más elasticidad, y resulta más fácil que se rompa. Aun cepillar el pelo seco en demasía es perjudicial, puesto que los cepillos y peines pueden romper el pelo, ahora imagina qué pasa cuando el cabello está mojado. 

Por ahí anda una leyenda urbana de que cepillarse el cabello unas 100 veces puede ser un tratamiento para el cabello buenísimo, porque activa la circulación de la sangre, lo que favorece el crecimiento del cabello. Nada más lejos de la realidad. Todo en exceso, hace daño.

Intenta, por consiguiente, ser suave con el pelo mojado. Emplea tus dedos para desenredar o bien un peine de dientes anchos para suprimir los embrollos y evitar más daños. 

  • Secarse vigorosamente con toallas 


Las toallas, definitivamente, pueden dañar tu pelo. Frotar tu cabello con una toalla puede dañar la cutícula haciendo que se vea muy encrespado o bien esponjoso y, potencialmente, provoque una mayor ruptura. 

Evita esto secando el pelo con una toalla de microfibras o una camiseta de algodón (si no consigues la primera opción) y seca tu cabello de forma suave en vez de frotarlo para suprimir la humedad. 

Mi recomendación es que inviertas en una toalla bastante absorbente que pueda absorber el agua de forma delicada y que disminuya el tiempo de secado sin resecar el cabello.

  • Emplear el secador 


Muchos creen que secar el cabello con secadora puede ser un tratamiento para el cabello porque realmente con una secadora y un cepillo le puedes sacar mucho brillo al pelo. Claro que esto se va “comiendo” la cutícula, resecando tu cabello y haciéndolo opaco, áspero y quebradizo. 

Lo idóneo sería no secarte el pelo, utilizar un aerosol protector contra el calor o bien un acondicionador sin enjuague con glicerina para minimizar la evaporación del agua. Usa el protector de calor, aunque lo dejes secar al aire. 

Trata de que si lo secas al aire, este se seque completamente. 

Te puede interesar:

  • Planchar el pelo 


Esto no es nuevo: las planchas de pelo dañan tu pelo de forma diferente a los secadores. Planchar el pelo se puede planchar seco o mojado, dependiendo del tipo de planchas que te tengas, porque hay unas que permiten planchar el cabello mojado.

A mucha gente les encanta este tipo de planchas porque reduce el tiempo de peinado drásticamente. Además, muchas se venden como una opción de tratamiento para el cabello porque ofrece sellar las puntas. 

Vuelvo y te digo, la plancha de NITION es fantástica para planchar el pelo mojado, pero todo en exceso hace daño, por lo tanto, úsala con precaución.

Alisar el pelo con planchas causa agrietamiento en las cutículas, lo que puede provocar que el cabello se astille. Por otro lado, al planchar el pelo mojado, la humedad se revienta en pequeñas explosiones de vapor. Por eso escuchas un chisporroteo que quema la cutícula y la dobla provocando rupturas y puntas abiertas. 

Este daño podría minimizarse a través del empleo de acondicionadores elaborados con ingredientes específicos que aumenten la fuerza y hagan que sea bastante difícil de romper. Asimismo, vas a poder emplear un rizador o un alisador de pelo para lograr una mejor apariencia. 

Aunque es prácticamente imposible prevenir todo género de daños en el pelo, existen algunas soluciones simples que pueden hacer que su pelo se vea y se sienta más saludable sin sacrificar tu cabello con estas malas prácticas que por norma general tienes en tu vida.

Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar