jueves, 30 de mayo de 2019

Ojos rojos por estrés: una señal que no debes ignorar

Cómo afecta la salud de nuestros ojos el estrés

¿Derrame en el ojo por estrés? El estrés, por si no lo sabías, puede ser un enemigo de tus ojos. Todo depende del grado de estrés al que estés sometido, así como otros factores pueden traer consigo manifestaciones oftalmológicas. 

Qué es el estrés y cómo afecta nuestros ojos 


El estrés es un conjunto de reacciones fisiológicas ante determinadas situaciones. Existe un tipo de estrés normal y casi evolutivo que es el que permite al organismo reaccionar ante situaciones de alerta y peligro. 

El estrés patológico, sin embargo, es un problema de salud que tiene consecuencias psicológicas y manifestaciones físicas, se prolonga en el tiempo y produce crisis de ansiedad y efectos en nuestro cuerpo. 

El más habitual de los tipos de estrés es el laboral. Sometidos a una rutina exigente y reiterativa, el organismo reacciona. El estrés en el trabajo lleva a un individuo a desarrollar un conjunto de reacciones perjudiciales, emocionales y físicas. Estas se originan por las exigencias en el ámbito laboral cuando estas superan el tiempo, los recursos, las capacidades y las necesidades del trabajador. 

Esta situación debería preocuparnos a todos, pues según un estudio llevado a cabo por la OMS, el 28% de los trabajadores europeos sufre estrés laboral.

El estrés consiste en reacciones fisiológicas a una situación particular. Existe un tipo de estres normal y casi evolutivo que permite al organismo responder a situaciones de alerta y peligro. Algo así como “enfrenta o corre”. 

El estrés relacionado con el trabajo es dañino, física y emocionalmente, que ocurre cuando la función de necesidades excede el tiempo, las capacidades, recursos y las necesidades del trabajador. 

Manifestaciones del estrés en los ojos 


El estrés puede producir: Macula inflamada por estrés, ojos seco por estrés, hinchazón de ojos, derrame en el ojo, pérdida de visión repentina (amaurosis), temblor de ojos, etc. 

  • La maculopatía serosa central es a menudo una inflamación benigna de la mácula (la principal responsable de la percepción de los detalles). La maculopatía puede conducir a una visión borrosa y tal vez a una pérdida súbita de la visión. El control de este asunto es ciertamente variado, pero es necesario que sea el oftalmólogo quien determine la solución más para cada caso en particular. 

  • La coroidopatía central serosa puede ocasionar oscurecimiento en la región central de la visión, disminución de la agudeza visual y el paciente percibe imágenes distorsionadas. 

  • El temblor ocular es causado por el funcionamiento deficiente e involuntario del músculo Müller, responsable de elevar el párpado. Este músculo es controlado por el sistema neurológico simpático, actúa involuntariamente y a menudo se activa en situaciones estresantes donde liberamos mucha adrenalina. 

No hay ningún tratamiento oftalmológico específico. Descansar y dar un delicado masaje ayudará a aliviarlos. 
  • Por otro lado, si estamos bajo estrés permanente también podemos sufrir una rápida disminución o pérdida de la visión llamada amaurosis. Por lo general, la pérdida de la visión es un síntoma transitorio, que no pasa a mayores. Sin embargo, se recomienda una revisión oftalmológica que permita eliminar otros problemas visuales o neurológicos. 

  • Los ojos secos, enrojecimiento de los ojos, sensación de quemazón, picor y sensación de cansancio ocular pueden ser otras de las manifestaciones de que estamos sometidos a situaciones de estrés. Presentar uno de estos síntomas es un aviso de nuestro organismo de que debemos modificar nuestros hábitos y conductas y subsanar la raíz de un problema que tiene consecuencias en nuestra visión y podría poner en peligro la salud de nuestros ojos. 

  • Astenopatía, fatiga visual por una sobreexposición a los dispositivos digitales El estrés visual por astenopía es una queja que ha crecido considerablemente en los últimos tiempos, debido al uso y abuso de los dispositivos electrónicos. Es sólo una de las causas, sin embargo, la sobreexposición a las pantallas digitales más el sobreesfuerzo al que se ven sometidos los ojos mientras se observa la dañina luz azul tienen entre sus consecuencias el cansancio visual.

  • La fatiga visual afecta al 80% de las personas que trabajan delante del ordenador durante un tiempo prolongado y puede ocurrir entre personas que se mueven en entornos con poca iluminación. 

La fatiga ocular, típicamente combinada con visión borrosa, dolor de cabeza, con lo cual no se puede enfocar correctamente puede resultar en otras complicaciones de salud visual. Para asegurar la identificación de los signos en los que se manifiesta y poner una pausa a esta situación es utilizando filtros de luz azul, la moderación de las horas de exposición y una postura corporal correcta ayudarán a mejorar significativamente la fatiga ocular por estrés. 


Obtener la felicidad tan anhelada tanto en nuestro trabajo como en nuestro entorno implica un cambio en nuestro estilo de vida. Modificar nuestra rutina laboral, nuestra dieta y optar por hábitos más saludables nos pueden ayudar a recuperar nuestra salud emocional (y quizás física). Pero, sobre todo, debemos ser testigos de nosotros mismos y poner en práctica técnicas que nos ayuden a hacerle frente a las situaciones de estrés que afectan a su cuerpo y a la salud de nuestros ojos.

Previous Post
Next Post

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

Related Posts

0 comentarios:

Deja un comentario y ayúdanos a mejorar